La próxima generación de trabajadores digitales

Valora este artículo
(0 votos)
18 Sep 17
Escrito por Visto 104 veces
Publicado en Columnas

El aumento de los costes laborales a escala global junto con el avance de la tecnología está volviendo insostenible la externalización y el uso de plataformas cognitivas está creciendo cada vez más entre las compañías. Tendencias como la automatización básica de procesos junto con otras innovaciones como las tecnologías de machine learning, data analytics o herramientas cognitivas, están creando un nuevo tipo de trabajadores digitales demostrando que pueden realizar muchas de las funciones humanas, pero más rápido, mejor y con menor coste y podrán reemplazar a cantidades significativas de trabajadores para 2025.

El concepto de mano de obra como principal motor de valor en la externalización de procesos de negocio se está diluyendo, mientras el debate geográfico cede el paso a la automatización.

Aunque en el pasado, la externalización haya sido la estrategia más rentable, actualmente los costes han llegado a un punto en el que las ventajas de trasladar la mano de obra a varios husos horarios de distancia ya no compensan el esfuerzo que supone. Además, los factores económicos y el rendimiento de la tecnología la están convirtiendo en una alternativa viable a la mano de obra de bajo coste.

La deslocalización es, por definición, temporal. Por un lado, la inflación salarial en los mercados emergentes impide, casi por completo, el mantenimiento del ahorro de costes a través de mano de obra barata en dichos países. Por otro lado, aunque la curva de costes laborales siempre es ascendente, los problemas inevitables de rendimiento, debidos al volumen de negocio y a la elevada rotación, hacen que ese incremento de costes no siempre vaya acompañado de un aumento de la productividad.

Los procesos de negocio tradicionalmente externalizados son los candidatos ideales para la sustitución a través de la automatización básica de procesos (RPA). Del mismo modo, los trabajadores que los desempeñan se encuentran actualmente en la cuerda floja, como, por ejemplo, los millones de operadores de centros de atención telefónica de todo el mundo. En este sentido, teniendo en cuenta las grandes ventajas que presenta la sustitución de modelos basados en la mano de obra por otros centrados en la tecnología, se espera que todo trabajo humano que abarque tareas repetitivas, de escasa cualificación y mayoritariamente transaccionales tenga un recorrido limitado.

Modificado por última vez en Lunes, 18 Septiembre 2017 19:24